Entendiendo el apego

coaching padres

Definición del apego

En 1958, el psicólogo británico John Bowlby formuló por primera vez una teoría del apego que explora la ansiedad por separación y la angustia que experimentan los niños cuando se separan de su cuidador principal o figura de apego.

Dentro de esta teoría del apego, el comportamiento de los bebés se asocia principalmente con la búsqueda de proximidad a una figura de apego en situaciones de estrés. Normalmente, los bebés se apegan a los adultos que, en el marco de las interacciones sociales, sienten que son sensibles o responden a ellos, y que son vistos como cuidadores constantes desde los primeros seis meses hasta los dos años de edad. 

El desarrollo a largo plazo del apego de un niño es esencial para la especie humana, ya que los seres humanos, al igual que otros primates, nacen vulnerables y permanecen así durante muchos años. La figura de apego funciona como un refugio seguro, una fuente de consuelo y protección frente a las amenazas del entorno.

El apego y los trastornos del comportamiento

El trastorno del apego se ha relacionado con los niños que experimentan estrés debido al comportamiento de sus padres o de su cuidador principal. Esto puede ocurrir cuando el niño tiene un conflicto interno irresoluble porque el padre o el cuidador le genera sentimientos de miedo o aprensión.

Su fuente de apaciguamiento es ahora también su fuente de miedo, por lo que el niño es incapaz de buscar y huir simultáneamente de su figura de apego. Un apego seguro al progenitor no garantiza el bienestar, pero sí aumenta su resistencia al estrés y promueve la resiliencia.

La necesidad de seguridad emocional

La teoría del apego destaca la necesidad humana de contacto físico y seguridad emocional en la infancia. Teniendo en cuenta la universalidad de esta necesidad y sus implicaciones para la supervivencia, no es de extrañar que los niños se apeguen de forma natural a quienes les cuidan.

Los niños establecen diferentes relaciones de apego con los distintos cuidadores o figuras de apego con las que interactúan, y la calidad de cada relación depende de la calidad de la interacción y el cuidado que sienten que reciben.

El apoyo socio-emocional de los padres o tutores tiene un impacto en las relaciones de apego en una serie de niveles diferentes:

  • Facilita la expresión de la sensibilidad de los padres
  • Proporciona relaciones alternativas a los niños de riesgo
  • Modera el temperamento de los niños difíciles

Por ejemplo:

En el caso de un niño enfermo o durante procedimientos médicos dolorosos, la teoría muestra cómo la presencia de apoyo de las figuras primarias en su vida, puede permitir a los niños pequeños luchar y recuperarse mejor del trauma y el estrés. Por lo tanto, es importante recordar que la intervención o el apoyo nunca es innecesario y nunca es demasiado tarde.

Coaching para padres

Muchos padres y profesionales que trabajan con niños buscan teorías, herramientas, técnicas, conocimientos e información que les ayuden a apoyar el desarrollo de los niños y jóvenes. Se espera que este apoyo permita a los niños alcanzar todo su potencial y aprender a establecer relaciones a largo plazo y construir un futuro independiente.

Para conocer más sobre el apego y el coaching para padres, descubra nuestro libro electrónico en la tienda virtual: «Coaching para padres»

(cc) Utilesdelcoach 2022, artículos libres para copia y distribución sujetos a mención y enlace a la fuente original.

 

 

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email

Deja una respuesta

Selecciona tu moneda