¿Qué contiene la caja de herramientas de un Coach ?

Caja de herramientas para Coach - Mis herramientas de Coaching

Cuando pensamos en coaching, automáticamente pensamos en el desarrollo y/o la transformación de los clientes… pero ¿qué pasa con los coach y su propio desarrollo profesional?

Entonces, como coach, ¿qué tenemos en nuestra caja de herramientas para optimizar nuestra práctica?

A priori, nuestra caja de herramientas tiene al menos 2 compartimentos :

        • El primero es simplemente quiénes somos, nuestra experiencia, nuestra personalidad, nuestra identidad como coach. Nuestra experiencia y nuestra práctica de la profesión de coach nos muestran hasta qué punto nuestro “estado general” influye en nuestra capacidad para escuchar a nuestros clientes y estar presentes para ellos.
        • El segundo reúne una serie de herramientas y técnicas que podemos enriquecer fácilmente a través de nuestra formación, compartiendo e intercambiando con nuestros pares.

Esto puede llevarnos a pensar que, más allá de las herramientas y técnicas que utilicemos, la calidad de nuestro coaching depende ante todo de nuestro estado general y de quiénes somos. Por lo tanto, es esencial que nos cuidemos y desarrollemos nuestras habilidades de coaching para que podamos adoptar la mejor postura posible al tratar con nuestros clientes.

He aquí algunas sugerencias sobre lo que debemos tener en cuenta como coach :

        • Nuestra autenticidad
        • Nuestro grado de autoconocimiento
        • Nuestra lucidez
        • Nuestra capacidad de estar en el aquí y ahora
        • Nuestra reflexividad sobre nuestras propias acciones (meta posición)
        • Nuestro uso de la inteligencia emocional
        • Nuestra asimilación de los 5 pilares clave de la profesión (escucha activa con presencia, el arte de preguntar, reformulación, feedback constructivo y apoyo incondicional).

Algunas ideas para añadir a nuestra lista de control del coaching :

Asegurarnos de que estamos “movilizados” para ser nosotros mismos

Cuidado con las estrategias de protección y evasión. En sus interacciones, los seres humanos pueden tender a protegerse y distanciarse de su “yo más profundo”, por pudor o por miedo. Puesto que el coaching se basa en la calidad de la relación entre los seres humanos, es importante, como coach, ser consciente de este fenómeno, que nos preocupa tanto como a nuestros clientes. Es como si nos pusiéramos una chaqueta antes de entrar en una relación para proteger nuestro mundo interior; esta prenda alterará nuestro comportamiento y adoptará diferentes formas: perfeccionismo, victimismo, dependencia y evasión… Lo más probable es que el coach adopte el papel de salvador… así que cuidado con caer en las trampas asociadas a esta postura. No dudemos en plantear a nuestros clientes esta pregunta dos veces en lugar de una: ¿cómo puedo ayudarle? De este modo, podemos validar sus necesidades y peticiones, y si no están claras, podemos ayudarles a aclararlas.

Tomar conciencia de nuestros estados internos

Cuando nos enfrentamos a una situación que nos exige tomar una decisión o emprender una acción, podemos encontrarnos bajo la influencia de 2 voces internas: Una nos empuja hacia delante y a correr un riesgo determinado confiando en nosotros; la llamamos nuestro embajador. La otra nos frenará y nos hará cuestionar nuestra capacidad para gestionar una situación determinada, no confiando en nosotros mismos, en los demás o en la situación; es lo que llamamos nuestros “Gremlins”.  Tenemos que estar atentos a los estados del ego que expresamos nosotros y, por supuesto, nuestros clientes. Nuestro trabajo consiste en ayudar a nuestros clientes a tomar conciencia de las influencias que sus estados del ego ejercen sobre ellos, y a enfrentarse a ellos para que puedan avanzar mejor hacia su objetivo. En lo que a nosotros respecta, preguntémonos siempre “en qué estado” nos encontramos antes de entrar en una sesión de coaching, y lancemos la sesión siendo conscientes de nuestro estado.

Evitar ciertos escollos

Tengamos cuidado de no sentirnos “responsables” de dos, por ejemplo; ayudamos a nuestros clientes a explorar posibles soluciones para alcanzar sus objetivos. Les animamos a actuar de forma autónoma y a responsabilizarse de las decisiones que toman y de las acciones que emprenden.

Tenemos cuidado de medir el grado de dependencia que existe entre el cliente y nosotros. Este vínculo puede llegar a ser muy fuerte y entonces nos resultará difícil controlarlo y apoyar eficazmente a nuestro cliente.

Esforcémonos por mantener la mente abierta a las posibilidades (tanto como pedimos a nuestros clientes) durante las fases de exploración, teniendo en cuenta nuestro marco para poder volver “en convergencia” hacia soluciones realistas y concretas para alcanzar los objetivos del coaching.

Como coach, nuestra principal herramienta de coaching es simplemente lo que somos. Sin embargo, es también dentro de nosotros mismos donde se encuentran los principales escollos que hay que evitar.

 

Por eso, para ayudarle a desarrollar su carrera,utilice nuestro :  

 ” Juego de cartas virtual: Desarrolle sus competencias de coaching”

 

(cc) Misherramientasdecoaching 2022, artículos libres para copia y distribución sujetos a mención y enlace a la fuente original.

Deja una respuesta

Selecciona tu moneda